Todo sobre la Evolución
Ser humano

Los cambios climáticos favorecieron la aparición de Homo

 
 

Aun cuando no se conoce ningún fósil de antepasado de simios ni ningún homínido de hace entre 10 y 7 ma, es posible afirmar que el linaje de los australopitecinos (que comprende Ardipithecus y Australopithecus) se separó del linaje de los simios al final del Mioceno, hace entre 7 y 6 ma.

Los simios vivían en selva tropical, que es la razón por la cual no hay fósiles. En las selvas, el material orgánico se descompone mucho antes de poder fosilizarse.

Un enfriamiento global en la temperatura del planeta al final del Mioceno, exacerbado en el este de África por el movimiento de placas tectónicas que hizo que aumentara la altitud, provocó que aparecieran bosques de árboles alrededor de la selva.

Algunos simios cuadrúpedos atrapados en las zonas boscosas se adaptaron a bipedismo terreste y cuadrupedismo arbóreo, dando lugar a la aparición de los australopitecinos.

Después, hace 2.5 ma hubo otro enfriamiento global que provocó la aparición de sabana en África, como existe actualmente. Sólo los homínidos que ya tenían algunas adaptaciones al bipedismo pudieron adaptarse una vez más a una vida totalmente bípeda.

Es válido conjeturar que si los cambios climáticos no hubieran sucedido, los descendientes de los simios no habrían tenido la necesidad de moverse en el terreno en dos patas y Homo no habría aparecido.

Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Tudge, Colin., () The Day Before Yesterday. p. 206

Compartir

facebooktwitter

visitas: 550