Todo sobre la Evolución
Ser humano
 

Nuestra historia

Fechas relevantes

   
 

Nuestra historia • Ancestros de Homo sapiens • 3 cápsulas

Australopitecina: nuestra abuela de hace 120 mil generaciones

Imaginemos que llegas acompañado de tu abuela a un estadio de futbol vacío, con capacidad para 60 mil espectadores. Te sientas en un asiento con tu abuela al lado.

Junto a tu abuela se sienta su abuela, tu tatarabuela.

Junto a la tatarabuela se sienta su abuela. Así vamos a ir llenando el estadio.

Después de la entrada de 59,999 mujeres, el último personaje que entra es una antepasada de todas las demás, que ya no se parece ni a tí ni a tus antepasadas cercanas.

Es una australopitecina, parienta de los Australopithecus afarensis, pequeña de tamaño y con brazos muy largos, que puede colgarse del techo y brincar de viga en viga para ir a robarse los cacahuates de los vendedores.

Tres millones de años y 120 mil generaciones te separan de ella. Ella vivió en África y es parienta cercana de Lucy. La mayoría de sus contemporáneos desaparecieron sin dejar descendencia, pero ella fue de las pocas afortunadas que logró que sus genes sobrevivieran.

Si repitiéramos el experimento con ella entrando primero al estadio y llenando el estadio con su abuela, la abuela de su abuela, etc, llegaríamos a nuestra antepasada de hace 6 millones de años y 240 mil generaciones. Esa antepasada es contemporánea y parienta cercana del ancestro común de los humanos y los chimpancés. Muy probablemente se parece más a un chimpancé que a un humano.

1
Vdeo
No hubo un primer humano. Subtitulado al español.
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español
Versión impresa
Versión impresa en inglés
Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Wrangham, Richard, (2009) Catching Fire: How Cooking Made Us Human. p. 2

Compartir

facebooktwitter

Evolución de los primates en diversas regiones geográficas

La evolución de los primates no es obvia pues se conocen muy pocos fósiles.

Se sabe que aparecieron hace alrededor de 60-65 ma y llegaron a todos los continentes con excepción de Australia.

Hay simios en Asia y en África. Hay monos en Asia, África y América. Hubo monos en Europa. Reconstruir la evolución de ellos tomando en cuenta sus parecidos anatómicos, moleculares, genéticos y tomando en cuenta los cambios geográficos durante esos 60 ma no es una tarea fácil.

Un estudio reciente que incorpora tanto la ubicación actual de las especies vivas, el árbol filogenético de los primates y la ubicación de los fósiles encontrados, propone que durante los últimos 35 ma, los monos del viejo mundo, los simios y los homínidos evolucionaron de la siguiente manera:

  1. Los antepasados de los simios y los monos del viejo mundo, contemporáneos de Aegyptopithecus zeuxis, surgieron en África.
  2. Ahí evolucionaron y ahí aparecieron especies como Proconsul.
  3. Hace 20 ma hubo una migración de ellos hacia Eurasia.
  4. En Eurasia evolucionaron los antepasados de los simios y los homínidos, aparecieron especies como Oreopithecus y aparecieron los antepasados de los simios asiáticos actuales, los orangutanes y los gibones, que hasta la fecha viven en Asia.
  5. Una población de simios regresó a África hace 10 ma y se convirtieron en los simios africanos de hoy, que son los chimpancés, los bonobos, los gorilas y en los homínidos de donde aparecimos los humanos.

Recomendamos la lectura de este artículo sobre el tema, publicado muy recientemente.

Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Dawkins, Richard, () The Ancestor´s Tale: A Pilgrimage to the Dawn of Evolution. p. 115

Compartir

facebooktwitter

La separación de los homínidos y el antepasado de los chimpancés y bonobos

Sabemos que los homínidos, los chimpancés y los bonobos tenemos un antepasado en común que vivió hace entre 5 y 7 ma.

Se cree que la aparición del Gran Valle del Rift al este de África es la barrera geográfica que separó a un grupo de primates en dos regiones y provocó que sus genes no se volvieran a mezclar por millones de años.

Los antepasados de los homínidos se quedaron aislados al este del valle y los antepasados de los chimpancés y los bonobos se quedaron al oeste del valle.

Después de algún tiempo bastante largo, hace 2 ma para ser exactos, los antepasados de los actuales chimpancés y bonobos se volvieron a separar geográficamente en dos grupos cuando apareció el gran río Congo. Al sur quedaron aislados los antepasados de los bonobos y al norte los antepasados de los chimpancés.

Nunca se volvieron a mezclar y hoy son dos especies distintas.

Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Dawkins, Richard, () The Ancestor´s Tale: A Pilgrimage to the Dawn of Evolution. p. 104

Compartir

facebooktwitter