Todo sobre la Evolución
Lo esencial
 

Comportamiento animal

Especies famosas

 

Comportamiento animal • Comportamiento sorprendente en animales • 10 cápsulas

Adaptaciones de abejas que son presa fácil de avispas asiáticas

Unas avispas que habitan Japón, son enormes y muy feroces. Tienen unas crías que son gordas e insaciables, además de que comen carne. Las avispas han aprendido a atacar a una especie de abejas que recientemente fue introducida en Japón. Lo que hacen es que una avispa exploradora, cuando encuentra el nido de abejas, avienta una gota de feromona que atrae al resto de las avispas. En cuanto éstas se acercan, se inicia la batalla.

Las avispas se dedican a descabezar a las abejas, hasta 40 por minutos. En corto tiempo todas las abejas han sido masacradas y las avispas se dedican a recoger los cuerpos de abejas y llevarlos a sus crias.

Sin embargo, hay otra especie de abejas que sí son nativas de Japón, que evolucionaron junto con las avispas y que han desarrollado un comportamiento que les permite defenderse de ellas.

Cuando aparece la avispa en el nido de estas abejas, salen las abejas y revolotean todas alrededor de la avispa, de tal modo que ésta no se puede escapar. Pero más aun, lo que sucede es que el vuelo de las abejas hace que la temperatura empiece a incrementarse hasta llegar a cerca de 60 grados centígrados, lo que hace que la avispa se rostice.

A las abejas no les sucede nada, pues están adaptadas a sufrir esos cambios de temperatura. Éste es un ejemplo de una conducta resultado de una adaptacion.

1
Vdeo
Avispones del infierno y la venganza
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 111

Compartir

facebooktwitter

Adaptaciones de lagartos mexicanos: una de las más extrañas

En el desierto de México hay un lagarto cornudo, del género Phrynosoma, que desarrolló la adaptación que es quizá la más extraña que se conozca.

Para defenderse de sus depredadores, echa un chorro de sangre desde los párpados, lo que le permite ahuyentarlos y escapar para salvar su vida.

1
Vdeo
Lagarto cornudo que chorrea sangre
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Compartir

facebooktwitter

Cultura entre las ballenas jorobadas

Las ballenas jorobada hacen de manera colaborativa cortinas de burbujas para atrapar los arenques que cazan. Este comportamiento es aprendido e imitado por las crias que de adultas lo replican.

1
Vdeo
Técnicas de cacería de la ballena jorobada
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Conway Morris, Simon, () Life´s Solution: Inevitable Humans in a Lonely Universe. p.

Compartir

facebooktwitter

Inteligencia de los delfines

Los delfines son quizá los mamíferos que muestran tener más inteligencia, después de los humanos. Sorprende la habilidad que tienen para hacer anillos de aire y luego jugar con ellos. La planeación que se necesita para hacer los anillos y la pericia para manipularlos requiere sin duda de cierto nivel cognitivo.

Otra habilidad que ha sido comprobada sin equivocación es que pueden reconocerse a sí mismos en el espejo.

 .

1
Vdeo
Delfines frente a un espejo
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Conway Morris, Simon, () Life´s Solution: Inevitable Humans in a Lonely Universe. p. 257

Compartir

facebooktwitter

Inteligencia en los cuervos

La mayoría de la gente cree que las aves son como autómatas que actúan solo por instinto, mostrando conductas que vienen programadas en sus genes. Debemos celebrar el hecho que muchas aves, en particular los pertenecientes a la familia de los córvidos, conocidos como cuervos, son excepcionalmente brillantes. No sólo fabricar herramientas, sino que entienden el concepto causa y efecto. Utilizan su sabiduría para inferir, discriminar, probar, aprender, recordar, anticipar, lamentar, advertir una inminente fatalidad, reconocer personas, buscar venganza, entrampar a otras aves para que mueran, zamparse tragos de cerveza o café, prender luces para entrar en calor, hablar, robar, engañar, regalar, hacer windsurf, jugar con gatos, y aliarse con otros cuervos para obtener comida. Son tan listos como nuestros parientes los simios: por algo les llaman los “simios con plumas”.

Los humanos presumimos que tenemos un cerebro muy grande. En relación a nuestro peso total, nuestro cerebro es el 1.9%. La ballena azul, que tiene un cerebro de 6k, éste sólo pesa el 0.01% del peso total. ¿Por qué nos emociona tanto un cerebrito de un cuervo que pesa 14 gramos? Porque representa el 2.7% de su peso total. No es de extrañar que estas aves sean tan inteligentes.

Una conducta que ha sido documentada en muchas ocasiones es lo que los cuervos hacen para poder comer semillas que son muy duras y que no pueden quebrar con el pico. Intentan aventarlas al pavimento desde las alturas para que se abran. Si no lo logran, las colocan en la ruta de los automóviles, sabiendo que eventualmente un auto pasará sobre la semilla, la quebrará y les permitirá disfrutar del contenido.

Otro hecho documentado es el que sucede en la terminal del ferry de Puget Sound, en el estado de Washington. Cuando los cuervos ven que se acerca el ferry cargado de automóviles, colocan decenas de conchas de ostras cerradas sobre el pavimento. Esperan a que los autos salgan del ferry y pasen por encima de las conchas. Cuando los autos terminan de pasar, los cuervos vuelan a recoger el banquete que los automovilistas les dejaron.

1
Vdeo
Cuervo inteligente aprovecha los autos en Japón
 
2
Vdeo
David Attenborough narrando la conducta de los cuervos
     
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Marzluff, John y Angell, Tony. Gifts of the Crow: How Perception, Emotion, and Thought Allow Smart Birds to Behave Like Humans. p. 10

Compartir

facebooktwitter

Intencionalidad y planeación en los castores

La intencionalidad—ese atributo de los humanos que les permite anticipar, modificar y producir resultados a partir de un comportamiento que implica planeación—parece no ser privativo de nuestra especie. Existen muchos ejemplos de predisposición a la intencionalidad y al sentido moral en primates, elefantes, cetáceos y castores, inclusive en aves como los cuervos y los loros.

Cuando los castores construyen sus presas, dan muestra de un comportamiento dirigido hacia una meta específica. Ellos viven en grupos grandes dentro de madrigueras que ubican sobre el nivel del agua. Para llegar a ellas deben nadar bajo el agua distancias considerables. 

1
Vdeo
El Castor Castoridae Documental Nacimiento y Vida
 
2
Vdeo
Los Diques de los Castores
 
3
Vdeo
Represa de castores
   
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Compartir

facebooktwitter

Secuestros entre babuinos

Robert Sapolsky reporta en su divertidísimo libro un anécdota difícil de explicar, aun entre los primatólogos. Platica que uno de los machos babuinos estaba a punto de ser golpeado por otro individuo. El macho alfa se acerca y la potencial víctima, en pánico, repentinamente agarra a un bebé reticente aterrorizado, se lo quita a la madre y lo abraza visiblemente. Milagrosamente, ya nadie le pega.

La explicación clásica sería que los bebés son tan lindos y vulnerables que al agarrar al bebé se inhibe la agresión. Cualquier víctima de abuso infantil dirá que esta explicación es absurda.

Una explicación más maquiavélica es que la víctima no secuestra a cualquier bebé: secuestra a un bebé que el macho alfa considera suyo. El mensaje para el macho alfa es: métete conmigo y la pagan tu niño y tus genes.

Referencias:
Sapolsky, Robert M., (2001) A Primate´s Memoir: A Neuroscientist´s Unconventional Life Among the Baboons. p. 99

Compartir

facebooktwitter

Transmisión cultural en aves

La revolución industrial en Inglaterra a finales del siglo XIX y principios del XX impactó en todos los ámbitos de la vida. En el sur de Inglaterra, los productores de leche, que acostumbraban entregar su producto casa por casa vaciando la leche en los contenedores del cliente, empezaron a embotellar la leche en botellas de vidrio selladas con una tapa de papel plateado que dejaban a la entrada de las casas. Los consumidores se levantaban temprano en la mañana a recoger sus botellas de leche recién ordeñada y embotellada.

En la localidad de Swaythling, en 1921, los vecinos descubrieron que había unos ladrones en el pueblo que destapaban las botellas con gran habilidad y únicamente consumían la crema de la leche. Además, estos ladrones, que comenzaron robando sólo en algunas casas, en poco tiempo ya robaban hasta en las localidades vecinas. Corrió la voz en la zona y aparecieron unos voluntarios dispuestos a pescar ""infraganti"" a los ladrones.

Cuál sería la sorpresa cuando los investigadores descubrieron que los amantes de la crema ajena eran unos pájaros, los ""blue tit"" o herrerillo común. En cuanto el repartidor dejaba la botella en la entrada de una casa, los pájaros llegaban y en segundos quitaban el sello y consumían la crema. Este hecho no habría pasado a mayores si no sucede que al poco tiempo aparecieron reportes por toda Inglaterra de aves que robaban la crema de la leche.

En 1949 se publicó un artículo documentando la propagación de esta conducta. Los autores rastrearon los reportes de las víctimas desde 1921. Los pájaros no evolucionaron para destapar botellas. Algúno había aprendido el truco de cómo quitar el sello de papel. Posteriormente fue imitado por otros que fueron imitados por aun más y esto provocó que la conducta se extendiera por todo el país.

Un mecanismo de aprendizaje que hasta las aves utilizan muestra que la manera como las nuevas ideas son adoptadas por los humanos tiene un origen biológico muy profundo.

Referencias:
Berns, Gregory, (2008) Iconoclast: A Neuroscientist Reveals how toThink Differently. p. 182

Compartir

facebooktwitter

Transmisión cultural en orangutanes

El ser humano domina la técnica de aprender por imitación. Esta habilidad, complementada con la capacidad de enseñar, es lo que ha permitido que construyamos nuestra cultura. Nadie nos enseña a imitar y nadie nos enseña a enseñar, nacemos sabiendo. Los bebés humanos de una hora de nacidos, imitan al adulto que les muestra su lengua.

Esta conducta que nos parece trivial, sucede muy esporádicamente en otras especies, pero lo interesante es que sí sucede.

La conservacionista Biruté Galdikas ha dedicado su vida a proteger los orangutanes del centro de Kalimantán, Indonesia. El personal que labora con ella está entrenado para rescatar a los críos que quedan huérfanos, alimentarlos, protegerlos y rehabilitarlos para ser reintroducidos a la selva cuando llegan a ser adultos jóvenes. En el transcurso de esos años, los pequeños orangutanes observan e imitan la conducta de los humanos.

Aprenden a lavarse los dientes, lavar ropa, lavarse las manos, usar repelente para moscos, hacer trazos con una pluma sobre papel, y un sinnúmero de acciones que los humanos llevan a cabo en su vida diaria.

Está documentado el caso de una orangutana de nombre Supinah que aprendió a encender una fogata con petróleo, y a mantener las brasas encendidas, abanicándolas con la tapa de un bote de basura.

1
Vdeo
Orangután lavándose las manos
 
2
Vdeo
Orangután lavando ropa
     
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Hauser, Marc D. Wild Minds: What Animals Really Think. p. 126

Compartir

facebooktwitter

Transmisión cultural entre macacos

Las definiciones tradicionales de ""Ser Humano"" han ido derrumbándose una a una. Por mucho tiempo se pensaba que la única especie que podía transmitir cultura era Homo sapiens. Ahora sabemos que multitud de especies aprenden observando a los otros miembros del grupo o a la madre. Un ejemplo son los macacos japoneses, que son los primates que viven más al norte, con excepción de los humanos.

Con el objeto de ganar su confianza, los investigadores que los estudiaban comenzaron a darles papas (patatas) dulces. En una ocasión uno de los investigadores dejó una papa cerca de la orilla del mar. Una hembra la probó mojada con agua de mar. Seguramente le gustó el sabor a sal por que de ahí en adelante mojaba y enjuagaba sus papas en el agua salada.

Los demás miembros de la colonia la empezaron a imitar al grado que eventualmente, después de 10 años, todos los miembros de esa colonia lavaban las papas en el mar, con excepción de los más viejos. Estos nunca aprendieron. Lo más sorprendente es que después les empezaron a aventar arroz sobre la arena. Para poder comerlo, los macacos idearon agarrar con las manos el arroz mezclado con la arena y aventarlo al agua. Como la arena se hunde y el arroz flota, les es muy fácil pescarlo para comerlo más rápido.

La otra particularidad de estos macacos es que los que viven cerca de manantiales de aguas termales, dado que son zonas muy frías durante el invierno, han descubierto que si se sumergen en el agua caliente, les es mucho más fácil soportar los meses de frío. Esa cultura es transmitida de padres a hijos, quienes imitan la conducta de los adultos.

1
Vdeo
Macacos lavando papas en el mar
 
2
Vdeo
Mono japonés
     
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Savage-Rumbaugh, Sue & Lewin, Roger, (1994) Kanzi: The Ape at the Brink of the Human Mind. p. 201

Compartir

facebooktwitter