Los primeros perros cruzaron el estrecho de Bering junto al hombre

  • El mayor mapa evolutivo de los canes, que comprende los genomas de 161 razas, destaca que las más antiguas fueron criadas intencionadamente para el pastoreo o la caza

Los perros acompañaron a los seres humanos en su viaje a través del estrecho de Bering entre Siberia y Alaska hace miles de años. Esas razas más antiguas fueron criadas de forma práctica, para cumplir ciertas funciones, como el pastoreo o la caza. Después vino la mezcla para obtener ciertos rasgos físicos, hasta el punto de que hoy tenemos mascotas prácticamente a nuestro capricho.

dogs3

Estas son algunas de las principales conclusiones a las que ha llegado un grupo de investigadores de los National Institutes of Health (NIH), en Maryland (EE.UU), que han creado el mayor árbol evolutivo de los canes hasta la fecha a partir de las secuencias de genes de 161 razas modernas. El trabajo, publicado en la revista Cell Reports, también podría ayudar a los investigadores a identificar los genes causantes de enfermedades en perros y humanos.

Las razas más populares en Estados Unidos son de ascendencia europea, pero los científicos encontraron evidencias de que algunas de América Central y del Sur -como el perro peruano sin pelo y el Xoloitzcuintle– parecen descender del perro del Nuevo Mundo, una antigua subespecie canina que migró a través del estrecho de Bering con los antepasados de los nativos americanos hará unos 15.000 años, cuando las capas de hielo glaciares se derritieron y se abrieron rutas de migración. Los científicos han informado anteriormente de restos arqueológicos que indicaban la existencia del perro del Nuevo Mundo, pero este estudio representa la primera evidencia viva de ellos en las razas modernas.

dogs5«Lo que notamos es que hay grupos de perros americanos que se separaban un poco de las razas europeas», explica la genetista Heidi Parker, coautora del estudio. «Hemos estado buscando algún tipo de ‘firma’ del perro del Nuevo Mundo, y estos perros la tienen oculta en su genoma», añade. No está claro exactamente qué genes en los modernos perros sin pelo son de Europa y cuáles de sus antepasados americanos, pero los investigadores esperan explorar este aspecto en el futuro.

Al estilo victoriano

 El trabajo también pone de relieve cómo las razas de perros más antiguas fueron criadas para ponerse a trabajar al servicio del hombre. «En primer lugar, se produjo la selección de un tipo, como pastores o perros de caza, y luego hubo mezcla para obtener ciertos rasgos físicos», dice Parker.

Otros resultados fueron más esperados. Por ejemplo, muchas razas de caza, como los perdigueros de oro y los setters irlandeses, tienen sus orígenes en la Inglaterra victoriana, cuando las nuevas tecnologías, como las pistolas, abrieron nuevas posibilidades en las expediciones de caza. Esos perros están agrupados estrechamente en el árbol filogenético, al igual que los perros de aguas. Los procedentes de Oriente Medio, como el Saluki, y de Asia, como el Chow Chow y el Akita, parecen haber divergido mucho antes de la «explosión de estilo victoriano» en Europa y Estados Unidos.

Pastores hace miles de años

Las razas de pastoreo, aunque en gran parte de origen europeo, resultaron ser sorprendentemente diversas. «Un grupo parecía salir del Reino Unido, otro del norte de Europa y otro diferente del sur de Europa», afirma la investigadora, «lo que muestra que el pastoreo no es un comportamiento reciente. Las personas estaban usando perros como trabajadores hace miles de años, no sólo hace cientos de años».

dogs6

Los perros pastores utilizan estrategias muy diferentes para conducir a sus rebaños, por lo que en cierto modo, los datos filogenéticos confirmaron lo que muchos expertos en perros habían sospechado previamente. «Los perros pastores no se desarrollaron a partir de un único fundador, sino en varios lugares diferentes y, probablemente, diferentes momentos», dice la genetista Elaine Ostrander, también coautora del estudio.

Ostrander y sus colegas secuenciaron los genomas de perros que participaban en exposiciones caninas, cuyos orgullosos dueños fueron invitados a formar parte del estudio. Así pudieron acceder a muchas razas, pero más de la mitad de las razas de perros en el mundo todavía no han sido secuenciadas y los investigadores pretenden continuar con su trabajo.

Los autores creen que la comprensión de la genética de los perros también tiene aplicaciones prácticas para los seres humanos, ya que estas excelentes mascotas son víctimas de muchas de las mismas enfermedades que nosotros, incluida la epilepsia, la diabetes, la enfermedad renal y el cáncer. «Un perro es un gran modelo para muchas enfermedades humanas», recuerda Ostrander. «Cada vez que hay un gen de la enfermedad en los perros también resulta ser importante para la gente».


Artículo original publicado el 25 de abril de 2017 por Judith de Jorge Gama en el ABC, España, sección Ciencia.

 

Deja un comentario