‘Herramientas’ de piedra de monos salvajes nos obligan a replantear la singularidad humana

  • Los artefactos tienen un parecido sorprendente a los objetos producidos por nuestros antepasados.

El mono toma una piedra del tamaño de una papa en sus manos diminutas, la eleva por encima de su cabeza y la estampa hacia abajo con toda su fuerza sobre otra piedra incrustada en el suelo. A medida que la criatura con entusiasmo golpea a distancia, una y otra vez, lascas vuelan fuera de la roca que está manejando.

monos1

Son lo suficientemente afiladas para cortar carne o material vegetal. El mono no presta mucha atención a las lascas, salvo para colocar una en la roca incrustada e intentar también aplastarla. Pero él ha producido, sin querer, artefactos que ante el mundo entero se parecen a las herramientas de piedra encontradas en algunos sitios arqueológicos humanos.

Continuar la lectura en el artículo original.


Artículo original publicado el 21 de octubre de 2016 por Kate Wong en el Scientific American en Español.

 

 

Deja un comentario