El agua corre en Marte, anuncia la NASA

  • El Orbitador de Reconocimiento de Marte encontró evidencia de que corrientes de agua causan la sospechosas marcas oscuras en el Planeta Rojo.

El Planeta Rojo es húmedo, anunciaron científicos hoy. Nueva evidencia obtenida por el Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO, por sus siglas en inglés) confirma que las sospechosas manchas oscuras en Marte, que aparecen y desaparecen con la estaciones, son creadas por agua líquida que corre sobre su superficie. Las marcas se producen con agua salada que corre hacia abajo por las pronunciadas laderas durante los meses cálidos, cuando las temperaturas están por encima de -23 grados Celsius y se congelan durante las temporadas de más frío.

mars2Las intrigantes marcas, llamadas líneas de ladera recurrentes, fueron observadas por primera vez en 2010 en imágenes tomadas por la cámara del Experimento de Imágenes Científicas de Alta Resolución del MRO (HiRISE, por sus siglas en inglés). Los científicos han sospechado durante mucho tiempo que las manchas marcaban la ubicación de agua líquida. Ahora los investigadores han encontrado las firmas químicas de minerales hidratados en estas colinas, confirmando la explicación. La nueva evidencia viene también de MRO, a través del Espectrómetro de Imágenes de Reconocimiento Compacto para Marte (CRISM), el cual separa la luz en sus longitudes de onda constituyentes para revelar los químicos presentes en la superficie marciana. El instrumento vio las firmas de perclorato de magnesio, clorato de magnesio y perclorato de sodio, los tres sales hidratadas que contienen agua y requieren de agua para formarse. Los químicos aparecen en el verano, cuando las marcas oscuras son visibles, y desaparecen junto con las manchas cuando caen las temperaturas. “Esta es la mejor evidencia de agua líquida en Marte hoy en día”, dice el científico James Wray, del Instituto Tecnológico de Georgia y coautor de un artículo que recoge los datos y que fue publicado hoy en Nature Geoscience. “El hecho de que estos químicos están asentados en estas corrientes y concentrados allí y que tienen agua, significa que no hay en verdad una manera en la que el agua no pudiera estar involucrada” (Scientific American es parte de Nature Publishing Group).

Los hallazgos proveen aún más evidencia de que Marte no es un paisaje seco y estéril, sino más bien un lugar dinámico que cambia con las estaciones y que, tal vez, tiene los ingredientes necesarios para albergar vida. Entre esos ingredientes principales, por supuesto, está el agua, la cual hace de las líneas de ladera recurrentes un punto óptimo para buscar señales de microbios extraterrestres.

Wray dice que la nueva evidencia sobre agua es un hallazgo alentador en la búsqueda de vida, pero señala que aún hay mucho que todavía no sabemos, como “qué tan profundo llega el agua, qué tan bajas temperaturas registra, qué tan alta es la concentración de sal. Necesitamos describir estos aspectos del agua para poder realmente contestar la pregunta ­­[de habitabilidad]. Pero al menos sabemos ahora en dónde buscar”.

mars1Las líneas de ladera recurrentes, muchas de las cuales tienen aproximadamente unos metros de ancho y decenas a cientos de metros de largo, son comunes a lo largo y ancho del ecuador y las latitudes medias del planeta. “Estas marcas son muy sensibles a la temperatura”, dijo Alfred McEwen, investigador principal de la cámara HiRISE en la Universidad de Arizona, en Tucson, durante la conferencia de prensa de la NASA en la que se anunciaron los resultados. “Ellas se forman en momentos y latitudes diferentes en Marte, todas relacionadas a las variaciones de las estaciones en estos sitios. El oscurecimiento puede ser explicado si estas son filtraciones de agua que se escurren a través de la capa superficial de poca profundidad, oscureciendo la superficie de la capa”. Los minerales hidratados indican que el agua allí presente es salada, y las sales permiten que puedan mantenerse en forma líquida en temperaturas más bajas de lo que, de lo contrario, fuera posible. Los casquetes polares marcianos también contienen agua, pero está congelada y, por lo tanto, inútil para organismos vivientes.

Haber encontrado agua en Marte es importante no solo porque podría señalar la presencia de vida en el Planeta Rojo, sino también porque es útil para enviar humanos allí. “Cualesquiera recursos que Marte pueda tener que nosotros no tengamos que lanzar desde la Tierra y llevar con nosotros podría ayudar en mucho”, dice Wray. “Encontrar lugares donde hay agua y no solo en forma de hielo en los polos es útil para la planificación de exploraciones futuras”. Sin embargo, irónicamente, la mera evidencia de posible habitabilidad que hace más atractiva la exploración humana también la hace más riesgosa. De acuerdo con una nueva revisión conjunta de la Academia Nacional de las Ciencias y la Fundación Europea de la Ciencia, la NASA no puede, de buena fe, enviar misiones tripuladas al Planeta Rojo que pudieran contaminar a organismos nativos con bacterias terrestres. “Limpiamos la nave lo mejor que podemos pero ahora sabemos que la vida microbiana, bacterias, son tan tenaces que es imposible matarlas a todas”, dijo durante la conferencia de prensa John Grunsfeld, administrador asociado de la Junta Directiva de Misión Científica de la NASA. Si la NASA planea enviar alguna misión cerca de las líneas de ladera recurrentes, añadió, los científicos estudiarían cuidadosamente el potencial de contaminar Marte y podrían tomar acciones para prevenirlo. En otras palabras, antes de que podamos buscar vida en Marte, tenemos que mejorar nuestra habilidad de controlar terrícolas mochileros.


Artículo original publicado el 28 de septiembre de 2015 por Clara Moskowitz en Scientific American, Español, sección Noticias.

Deja un comentario