¿Por qué esa cara larga? Demuestran que humanos y caballos comparten expresiones faciales

  • Un estudio publicado en la revista «Plus One» afirma que existen vínculos evolutivos entre chimpancés, humanos y equinos en cómo usamos la cara para comunicarnos

Siempre estamos hablando de que los chimpancés son nuestros «parientes» más cercanos dentro del reino animal. Sin embargo, en lo que se refiere a expresiones faciales habría que incluir también a los equinos, concretamente a los caballos.

Así lo afirma un estudio publicado en la revista científica británica «Plos One», el cual indica que las tres especies compartirían vínculos evolutivos en el uso de las expresiones faciales para comunicarse. En concreto, según expertos en comunicación de mamíferos, los caballos harían uso al igual que los humanos, de los músculos de la nariz, los ojos y los labios con este fin.

horse2Los autores del estudio, elaborado por las universidades británicas de Sussex y Portsmouth junto a la Universidad estadounidense Duquesne de Pittsburgh, desarrollaron una herramienta para categorizar las expresiones faciales de los equinos en base a los movimientos musculares.

A partir de la herramienta, los investigadores identificaron 17 movimientos faciales en los caballos, en comparación con 27 en los humanos, 13 en los chimpancés y 16 en los perros.

Expresiones pasadas por alto

horse3La investigadora Jennifer Wathan, coautora del estudio, explicó que los caballos tienen el sentido de la vista muy desarrollado, incluso más que los gatos domésticos y los perros. Sin embargo, su uso de las expresiones faciales «se ha pasado por alto todo este tiempo».

«Lo que nos sorprendió fue el rico repertorio de complejos movimientos faciales en los caballos, y la cantidad de ellos que se parecían a los de los humanos», apuntó Wathan.

La autora añadió que, a pesar de las diferencias evidentes entre la estructura facial de equinos y humanos, se identificaron«movimientos de labios y ojos» muy parecidos entre ambos,y que «ahora es necesario relacionar esos movimientos con estados de ánimo».

Por su parte, la experta Karen McComb agregó que los hallazgos aportarán información valiosa en el ámbito de las prácticas veterinarias y también para el bienestar animal.


Artículo original publicado el 6 de agosto de 2015  en el ABC.es, España, sección Ciencia.

Deja un comentario