Abren la «Cueva Fantasma» en Atapuerca para buscar los restos más antiguos

  • La próxima semana dará comienzo la campaña de excavación para hallar restos de hasta 1,8 millones de año de antigüedad

La próxima semana arrancan los sondeos en «Cueva Fantasma», un nuevo yacimiento de Atapuerca en el que se trabajará desde la hipótesis de que se puedan hallar los restos más antiguos, de hasta 1,8 millones de años, ha detallado el codirector del equipo de investigación de la sierra burgalesa, Eudald Carbonell.

atapuerca1

Lo primero que se hará en este lugar es «ver los rellenos que tenemos arriba, como siempre, para buscar las cosas más antiguas», ha afirmado el científico.

De esta forma, el número de yacimientos en los que van a trabajar a partir de ahora los investigadores que excavan en Atapuerca se amplía e incluye Sima del Elefante, Galería, Gran Dolina, Cueva del Mirador, Portalón, Sima de los Huesos, Galería de las Estatuas y Fuente Mudarra.

Hasta el momento, desde mediados de junio que comenzó la campaña de excavación, «no se ha hallado ningún descubrimiento importante», ha explicado Carbonell en la tradicional visita de los medios de comunicación, aunque están «convencidos de que van a llegar».

En Gran Dolina, uno de los más yacimientos más conocidos de la Trinchera del Ferrocarril, en el que se descubrió la especie «Homo antecessor», «se han desalojado 30 toneladas de material removidos en el último nivel que queda, el TD10», ha detallado el investigador.

«Estamos muy cerca de saltar este nivel y seguir bajando al TD6 en los próximos años», ha augurado Carbonell, quien ha destacado que ahora están excavando «unas ocupaciones extrañas de cazadores de caballo».

«En algunas campañas, por tanto, llegaremos a trabajar en el nivel de “Homo antecessor” y nos servirá para conocer mejor esta especie», ha expuesto el responsable de Gran Dolina inferior, Jordi Rossell.

En la Sima del Elefante, los trabajos se centran en buscar más piezas fósiles de la especie que denominaron «Homo SP», de la que, en 2007, se localizó una mandíbula y, después, un premolar de leche y una falange.

«Nosotros pensamos que está relacionado con el “Homo erectus”, pero no tenemos suficiente información de momento», ha reflexionadoJosé María Bermúdez de Castro, otro de los codirectores del equipo.

En cualquier caso, el objetivo marcado es tratar de correlacionar los homínidos de la Sima de los Huesos con Galería y Gran Dolina.

En este sentido, Bermúdez de Castro ha señalado que ahora se sabe que los humanos de la Sima utilizaban las cuevas, pero que, a partir de un cierto momento, empiezan a ocuparlas y allí fabricaban sus herramientas, aunque no hacían fuego.

La campaña de este año ha vuelto a las seis semanas de duración hasta finales de julio y los 200 participantes proceden de los Centros de Investigación del Proyecto Atapuerca: Universidad de Burgos (UBU), Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana de Burgos (CENIEH) o Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES – Tarragona).

También hay participantes del Centro de Evolución y Comportamiento Humanos (Universidad Complutense de Madrid – ISCIII), Universidad de Zaragoza (UNIZAR) y de otras universidades y centros de investigación nacionales e internacionales.


Artículo original publicado el 10 de julio de 2015  en el ABC.es, sección Ciencia.

Deja un comentario