“El Optimista Racional: ¿Tiene límites la capacidad de progreso de la especie humana?” de Matt Ridley

Matt Ridley es un periodista inglés que se hizo famoso por un libro de divulgación científica publicado en 1999 que tuvo mucho éxito: Genoma: La Autobiografía de una Especie en 23 Capítulos. En él, Ridley discute las implicaciones que tiene el que la ciencia haya logrado secuenciar el genoma humano. Pero se hizo todavía más famoso por una extraordinaria plática en Ted Talks con el título “When Ideas have Sex“, que trata precisamente acerca de las ideas que expone en El Optimista Racional. Es éste el libro de Ridley que más recomendamos.

ridley2En la actualidad es muy común escuchar comentarios con un tono de pesimismo generalizado: “El mundo nunca ha estado peor; Toda época pasada fue mejor; La humanidad va rumbo al colapso”. No existe mejor libro que El Optimista Racional para contradecir a todos los portadores de estas ideas derrotistas.

Ridley comienza explicando de una manera clara y concisa por qué el comercio y la especialización hacen toda la diferencia. Si existen dos personas, Juan experto en producir palas y Pedro experto en producir martillos, y si los dos requieren del consumo de palas y martillos, por qué es mejor que Juan le intercambie palas a Pedro por martillos, y viceversa, en lugar de los dos pretender fabricar tanto palas como martillos. Todo lo resume en que la prosperidad se reduce al tiempo ahorrado, que es proporcional a la división del trabajo.


Este libro es una inspiración de optimismo. Basten unos cuantos ejemplos:

  • Es difícil encontrar una región del mundo que haya estado mejor en 1955 que en 2005.
  • Los ricos se han vuelto más ricos, pero a los pobres les ha ido mucho mejor. Los pobres en las regiones en desarrollo incrementaron su consumo al doble entre 1980 y 2000.
  • Los chinos son diez veces más ricos, 70% menos fecundos y 28 años más longevos que hace 50 años.
  • Inclusive en Nigeria la gente es el doble de rica, 25% menos fecunda y 9 años más longeva que en 1955.
  • Se ha liberado a muchos presos que resultaron ser inocentes después de practicarles pruebas de ADN.
  • A nuestros antepasados del siglo XIX que querían obtener una hora de iluminación, tenían que invertir 6 horas de trabajo. A nosotros nos cuesta medio segundo de trabajo obtener una hora de iluminación.

Ridley no llega al mensaje fundamental del libro por instinto o necedad. Llega a través de un análisis detallado de datos y evidencias. Está en desacuerdo con los que se oponen al cambio cultural, los que se oponen al progreso tecnológico y los que critican el cambio económico. Es un libro fresco, lleno de nuevas ideas, que derrumba opiniones preconcebidas y lo deja a uno lleno de optimismo.

 

 

Deja un comentario