La criatura que no ha evolucionado en 2.000 millones de años

  • Estos microorganismos marinos no han cambiado durante más de 2.000 millones de años

Un equipo internacional de científicos ha descubierto la mayor ausencia de evolución que se haya conocido jamás: un microorganismo de las profundidades marinas que parece haber permanecido igual durante más 2.000 millones de años. ¿Puede este ser contradecir al propio Charles Darwin? Todo lo contrario, los investigadores creen que esa manifiesta falta de evolución apoya las teorías del naturalista británico, una contradicción solo aparente que explican en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

fosil2

Los científicos examinaron bacterias de azufre, microorganismos demasiado pequeños para verse a simple vista, que tienen 1.800 millones de años, preservadas en las rocas de las aguas costeras de Australia Occidental. Utilizando una tecnología de vanguardia, encontraron que estas bacterias tienen el mismo aspecto que las bacterias de la misma región de hace 2.300 millones de años, y que ambos grupos antiguos son indistinguibles de las bacterias de azufre modernas que se encuentran en el barro de la costa de Chile. Todas parecen la misma a pesar del paso del tiempo.

«Parece increíble que la vida no haya evolucionado desde hace más de 2.000 millones años, casi la mitad de la historia de la Tierra”, señala J. William Schopf, profesor en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y autor principal del estudio. «Teniendo en cuenta que la evolución es un hecho, esta falta de evolución debe tener una explicación».

Los escritos de Charles Darwin sobre la evolución se centran mucho más en las especies que sí han cambiado con el tiempo que en las que no lo han hecho. Entonces, ¿cómo explican los científicos una especie que perdura sin evolucionar?

«La regla de la biología es no evolucionar a menos que se produzcan cambios en el entorno físico o biológico, lo cual es consistente con Darwin», indica Schopf. Y el entorno en el que viven estos microorganismos ha permanecido esencialmente sin cambios durante 3.000 millones de años.

Bien adaptados

fosil«Estos microorganismos están bien adaptados a un ambiente físico y biológico muy simple y estable», explica el investigador. «Si estuvieran en un ambiente que no cambia pero sin embargo evolucionasen, habrían demostrado que nuestra comprensión de la evolución darwiniana es deficiente». Al contrario, los resultados proporcionan una prueba científica más de la obra de Darwin. «Encajan perfectamente con sus ideas», subraya.

Los fósiles analizados se remontan a un periodo de aumento sustancial en los niveles de oxígeno de la Tierra conocido como el Gran Evento de Oxidación, que los científicos creen que se produjo hace entre 2.200 y 2.400 millones de años. El evento también produjo un aumento espectacular de sulfato y nitrato, los únicos nutrientes necesarios para que estas bacterias sobrevivieran en su ambiente de lodo de agua de mar, y que los científicos dicen que les permitió crecer y multiplicarse.

Schopf utilizó varias técnicas para analizar los fósiles, incluyendo la espectroscopia Raman, que permite a los científicos observar el interior de las rocas para determinar su composición y química, y el escaneo láser confocal de microscopía, que muestra los fósiles en 3-D. Fue pionero en el uso de ambas técnicas para el análisis de fósiles microscópicos conservados dentro de rocas antiguas.


Artículo original publicado el 3 de febrero de 2015 en el ABC de España, sección Ciencia.

Deja un comentario