Todo sobre la Evolución
Lo esencial
 
 

Funcionamiento • Primeros científicos en explicar la evolución • 4 cápsulas

Charles Darwin: el padre de la evolución

La idea de que los seres vivos evolucionaron a lo largo del tiempo, en vez de haber sido creados por una fuerza sobrenatural, es una idea que se contempló desde mucho antes de Charles Darwin (1809-1882). Sin embargo, es Darwin el primero que entiende cómo es que esto sucede y lo logra explicar con una teoría muy sencilla y muy poderosa: la selección natural.

Él era religioso en su juventud, inclusive planeaba ser clérigo, pero el destino lo llevó a conseguir un trabajo en 1831 como acompañante del capitán Robert FitzRoy para recorrer el hemisferio sur a bordo del HMS Beagle durante 5 años. Darwin se dedicó a observar los animales que encontró en distintos lugares, a analizar los fósiles que veía y a mandar a Inglaterra muestras de especies desconocidas en Europa.

El viaje lo marcó de tal manera que a su regreso a Inglaterra se convirtió en un estudioso de la naturaleza y desarrolló durante los siguientes 20 años su teoría, que indudablemente lo alejaría de sus creencias religiosas.

Fue por una casualidad que se enteró que Alfred Wallace ya había llegado a una teoría casi equivalente recorriendo Brasil y el sureste asiático. Esto apresuró la presentación de su teoría a la Sociedad Linnean en Londres en 1858 y la publicación de su obra maestra El Origen de las Especies en 1859.

La teoría de Darwin, conocida como la selección natural, es la teoría que más ha impactado la visión del ser humano acerca de sí mismo, de su origen y de su lugar en el universo.

Es quizá Darwin, junto con Newton, el científico más valioso que jamás haya existido.

Este sitio contiene todo el material que Darwin produjo y que es de dominio público.

1
Vdeo
El Genio de Charles Darwin. Parte 1
 
2
Vdeo
El Genio de Charles Darwin. Parte 2
 
3
Vdeo
El Genio de Charles Darwin. Parte 3
 
4
Vdeo
El Genio de Charles Darwin. Parte 4
 
5
Vdeo
El Genio de Charles Darwin. Parte 5
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español
Versión impresa
Vídeo recomendado.
Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Sarukhan, Jose, () Las Musas de Darwin. p. 10

Compartir

facebooktwitter

Gregor Mendel: descubridor de las leyes de la herencia

Gregor Mendel (1822-1884), un monje agustino nacido en Austria, se dedicó a experimentar con plantas de chícharos y descubrió las leyes de la herencia. Entre 1857 y 1864 clasificó, en total, 28 mil plantas, 40 mil flores y casi 400 mil semillas. Sin conocer la existencia de los genes, Mendel descubrió que podían existir ciertos rasgos recesivos que era posible que reaparecieran en generaciones muy posteriores.

Se sabe que en una ocasión le escribió a Darwin para compartir con él su descubrimiento, pero Darwin recibió la carta y la guardó en un cajón hasta que fue encontrada después de su muerte.

Es inevitable que uno se pregunte qué habría pensado Darwin de esa carta de Mendel que demostraba experimentalmente lo que Darwin suponía debía suceder en teoría.

Mendel descubrió que los rasgos se tenían por pares, heredados de padre y madre, y que podían ser dominantes (en cuyo caso los denotaremos con mayúsculas) o recesivos (que denotaremos con minúsculas).

Por ejemplo, descubrió que si cruzaba chícharos amarillos (con rasgos dominantes AA de ambos padres) con chícharos verdes (con rasgos recesivos aa de ambos padres), la primera generación iba a ser amarilla Aa, pues el rasgo amarillo era dominante.

Esto se puede ver en la primera figura. Para la segunda generación, si él mezclaba individuos de la primera generación Aa, iba a obtener en la misma proporción todas las combinaciones posibles de los rasgos, es decir, iba a obtener AA, Aa, aA y aa. Esto equivale a tres cuartas partes de amarillos y una cuarta parte de verdes, como se puede ver en la segunda figura.

No fué sino hasta que se descubrieron los genes, que la genialidad del trabajo de Mendel recibió el mérito que se merecía. Había sido publicado en 1865 en una revista desconocida de la Sociedad de Ciencias Naturales de Brno, ahora República Checa. La publicación fue ignorada por la comunidad científica: fue citada únicamente en 4 ocasiones entre 1866 y 1900.

1
Vdeo
La historia de Mendel
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español
Versión impresa
Versión impresa en inglés
Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Sarukhan, Jose, () Las Musas de Darwin. p. 10

Keywords:
Mendel, genes, herencia, chícharos,

Compartir

facebooktwitter

Alfred R. Wallace: codescubridor de la teoría de la selección natural

Alfred Russel Wallace (1823-1913) fue un naturalista inglés que viajó extensamente primero por Brasil y después por las islas de Indonesia, coleccionando especímenes locales y estudiándolos.

Es considerado el codescubridor de la selección natural junto con Charles Darwin.

Cuando Wallace estaba a punto de publicar su teoría, se lo comunicó a Darwin, por medio de una carta. Darwin llevaba 20 años desarrollando su teoría y no la había publicado por miedo a la reacción del público y en particular de su esposa. La teoría de Wallace se presentó en Londres en la Sociedad Linnean el 1o de julio de 1858, junto con la teoría de Darwin.

En realidad las dos teorías no son idénticas: Darwin llegó mucho más lejos que Wallace. Wallace marcó un límite a la selección natural cuando se refería al ser humano. Nunca concibió el ""alma"" del ser humano como resultado de la evolución. Wallace le adjudicaba un origen divino.

Para Darwin era claro que el ser humano no es más que otro primate. Todas las características de esa especie de primates, sin excepción, debían ser adaptaciones.

Wallace tampoco estaba convencido de la selección sexual. En este tema nunca se puso de acuerdo con Darwin.

Este sitio contiene todo el material que Wallace produjo y que es de dominio público.

1
Vdeo
Darwin, Wallace y la selección natural
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español
Versión impresa
Versión impresa en inglés
Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Quammen, David, (1996) The Song of the Dodo. p. 15

Keywords:
Wallace, descubridor, Indonesia, Amazonas,

Compartir

facebooktwitter

Los padres del neodarwinismo: Fisher, Wright, Dobzhansky y Mayr

Las variaciones que Darwin veía en sus palomas y en sus percebes, cuyo origen no tenía la más remota idea cómo explicar, surgen conforme las secuencias de ADN van cambiando.

Antes de 1920 se desconocían los mecanismo que permiten que la evolución actúe. No se sabía de genes, de ADN, de mutaciones. No se sabía por qué hay diferencias entre dos poblaciones de la misma especie.

A principios de los 1920´s los científicos comenzaron a darse cuenta que las mutaciones tenían gran impacto en la evolución.

Ronald Fisher, estadístico, y Sewall Wright, genetista, integraron la selección natural y la genética, colocando la teoría de Darwin sobre bases mucho más sólidas. Fisher contribuyó demostrando que la selección natural progresa por la acumulación de pequeños cambios, en contraposición a lo que se pensaba que era a través de cambios gigantes.

Un paso muy grande fue la publicación del libro de Theodosius Dobzhansky (científico soviético emigrado a los EEUU) en 1937, titulado Genética y el Origen de las Especies. Estudiando distintas poblaciones de la mosca de la fruta (Drosophila) identificó algunas diferencias en los cromosomas. Esto lo hacía a simple vista utilizando un microscopio.

Ernst Mayr se inspiró en el libro de Dobzhansky y entendió por qué los rasgos de los pájaros que estudiaba en Nueva Guinea variaban de población en población: había flujo de genes.

Para 1940, los arquitectos de la nueva síntesis moderna habían demostrado que la genética, la zoología y la paleontología, todas contaban la misma historia. Las mutaciones eran el fundamento del cambio evolutivo.

Combinadas con las leyes de la herencia, el flujo de genes, la selección natural y el aislamiento geográfico, podían crear nuevas especies y nuevas formas de vida.

Trabajando durante millones de años era posible que aparecieran las transformaciones que se veían en el registro fósil.

El éxito de la síntesis moderna, también conocida como Neodarwinismo, ha sido la fuerza que ha transformado la investigación de 1950 a la fecha.