Todo sobre la Evolución
Lo esencial
 
 

Evidencias • Evidencias anatómicas de la evolución • 22 cápsulas

¿Qué son las evidencias anatómicas de la evolución?

Cuando uno observa la anatomía de distintos animales, puede ver que existen similitudes en todos aspectos. Podemos poner algunos ejemplos:

  1. Las cuatro patas de todos los tetrápodos.
  2. Los cinco dedos de todos los primates.
  3. Los huesos de las extremidades superiores e inferiores de todos los mamíferos.
  4. Las alas y los picos de todas las aves.
  5. Las aletas de todos los peces.
  6. En general, todos los órganos que las especies tienen en común.

Esto sugiere que las especies actuales deben compartir ancestros de quienes heredaron las características que hoy vemos.

El parecido en anatomía entre dos especies es evidencia de la evolución a partir de un antepasado común.

La primer figura muestra ejemplos de especies cuyas extremidades superiores son variaciones sobre el tema ""húmero, cúbito, radio, muñeca y dedos"". Esto sugiere que estas especies evolucionaron a partir de una que tenía esa configuración en sus extremidades superiores.

La segunda figura muestra la similaridad entre las manos de distintos primates. Esto sugiere que estas manos tienen un origen común, en un antepasado con manos muy similares.

Aquí es posible encontrar ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

También existen evidencias genéticas, geográficas, geológicas, moleculares y paleontológicas de la evolución.

Keywords:
anatomía, extremidades, tetrápodo, mano,

Compartir

facebooktwitter

Adaptaciones anatómicas de los cetáceos

Todos los mamíferos acuáticos que hoy conocemos evolucionaron a partir de mamíferos terrestres hace alrededor de 60 millones de años, cuando desaparecieron los dinosaurios.

A diferencia de cualquier otro mamífero, los cetáceos son capaces de vivir en aguas profundas y subir a la supeficie sólo cuando necesitan expulsar el CO2 e inspirar O2. Desarrollaron adaptaciones anatómicas que les permiten ver y oir lo que sucede a su alrededor mientras respiran, haciendo posible la vida acuática.

La cavidad nasal de un cetáceo migró y se ubicó en la parte superior del cráneo. Por el contrario, los mamíferos terrestres, como los perros, tienen la cavidad nasal al final del hocico que apunta hacia el frente y hacia abajo.

En las imágenes anexas se puede comparar cómo respiran estos dos tipos de mamíferos cuando están en el agua.

Cuando un perro nada, debe levantar su cabeza para impedir que le entre agua y poder respirar. Cuando el perro hace esto, no puede saber qué está sucediendo debajo de él, pues sus ojos y oídos están sobre la superficie del agua.

Por el contrario, el delfín de la imagen anexa puede respirar tranquilamente mientras mantiene la vista hacia el agua, hecho que le permite reaccionar en caso de peligro.

1
Vdeo
Amazing Facts About Whales!
 
2
Vdeo
Richard Dawkins - ¡Muéstrame los fósiles intermedios! - Ballenas
     
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Compartir

facebooktwitter

Clasificación natural de los seres vivos

Por siglos, los biólogos se han dedicado a clasificar las plantas y los animales, agrupándolos según sus características físicas.

Por ejemplo, todos las especies de la clase aves tienen dos patas y dos alas. Pero sucede que un canario y un gorrión se parecen más entre sí que un canario y un avestruz. Más aun, estas tres aves se parecen más entre sí que cada una de ellas a un ejemplar de otra clase, por ejemplo, a un canguro.

El botánico Carl Linnaeus fue el primero que en 1735, observando que los seres vivos caían de manera natural en una clasificación, ideó una taxonomía que se usa hasta la fecha.

Además sucedía que esta clasificación no era arbitraria: distintos estudiosos llegaban de manera independiente a la misma clasificación.

Este hecho parece decir algo fundamental acerca de la naturaleza, pero nadie sabía a ciencia cierta qué era eso, hasta que apareció Darwin.

Darwin demostró que esa agrupación de la vida es precisamente lo que la evolución predice. Los seres con ancestros comunes recientes comparten muchos rasgos, mientras que aquellos que tienen ancestros más distantes en el tiempo, son más disímiles.

La clasificación natural de los seres vivios constituye una evidencia de la evolución.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 9

Keywords:
taxonomía, Carl Linnaeus, clasificación, nombre científico,

Compartir

facebooktwitter

El apéndice humano

La existencia de un órgano vestigial es evidencia de que hubo un ancestro que sí utilizaba dicho órgano.

Un ejemplo de vestigios de un órgano que alguna vez fue útil es el apéndice de los humanos.

Es una especie de bolsa ubicada al final del intestino delgado y principio del intestino grueso. Su tamaño varía en los humanos, desde un par de centímetros hasta cerca de 30. Hay individuos que inclusive nacen sin apéndice.

Los animales herbívoros, como los koalas, conejos o canguros, todos ellos tienen un apéndice grande.

Lo mismo sucede con los que se alimentan de hojas, como los lemures, los monos y los gorilas. El apéndice les permite fermentar el alimento para digerir la celulosa de las plantas.

Los primates que se alimentan de pocas hojas, como los orangutanes, tienen apéndices pequeños.

Los humanos tenemos un apéndice que no se usa para nada, pero es lo que queda de un órgano que era muy importante para nuestros ancestros que sí se alimentaban de hojas y hierbas.

La existencia de órganos vestigiales es evidencia de evolución.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 60

Keywords:
apéndice, órganos vestigial, vestigio, herbívoro,

Compartir

facebooktwitter

El caminar de las salamandras y de las chitas

Las salamandras tienen una manera de caminar un poco torpe, que delata el pasado de sus ancestros, los peces, en el mar.

Sus patas se extienden desde el cuerpo hacia afuera como si fueran remos. Una pata trasera oscila por el aire de atrás hacia adelante, después la pata delantera del lado opuesto hace lo mismo, después la otra pata trasera. Mueven las patas una a la vez mientras curvan la columna de un lado a otro.

Su movimiento parece el movimiento de un pez al nadar.

Aunque están adaptadas para la vida terrestre, caminan serpenteando como si nadaran en agua lo que hace que su caminata sea muy ineficiente. Se tienen que balancear en tres patas o en el abdomen mientras mueven una extremidad a la vez.

Los vertebrados terrestres que evolucionaron más tarde y cuya vida depende de correr para escapar de sus depredadores, desarrollaron una manera de mover sus extremidades diferente a la de la arquitectura de los peces. Las patas se ubican debajo del cuerpo y no a los lados. El peso del cuerpo recae totalmente en las 4 patas. La columna no serpentea de izquierda a derecha sino de arriba hacia abajo.

Esto le permite al animal balancearse mejor y correr a gran velocidad sin caerse.

Los mamíferos se convirtieron en los expertos para correr. Pueden lanzar hacia adelante las dos patas delanteras al mismo tiempo mientras se impulsan con las dos patas traseras. Ninguna salamandra puede competir con la agilidad de un ratón, no se diga de una chita corriendo.

Esta manera de caminar de los mamíferos fue exportada al mar por las ballenas y los delfines, que delata a sus antepasados terrestres.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

1
Vdeo
Movimiento de los peces al nadar
 
2
Vdeo
Movimiento de la salamandra
 
3
Vdeo
Movimiento de la chita
 
4
Vdeo
Movimiento de la ballena
 
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Haskell, David George., (2012) The Forest Unseen. p. 148

Keywords:
anfibio, salamandra, ballena, delfín,

Compartir

facebooktwitter

El diseño básico de las extremidades

En la Inglaterra del siglo XIX había un sinnúmero de científicos dedicados a estudiar la naturaleza. Uno de ellos fue Richard Owen, quién se dedicó a investigar si existía algún orden entre los cuerpos de los seres vivos.

A los museos de Inglaterra llegaban muchos ejemplares de animales provenientes de lugares remotos y exóticos.

Owen se encargó de estudiarlos y clasificar su anatomía. Fue el primero en descubrir que existía un enorme similaridad entre los brazos y piernas de los humanos y las extremidades delanteras y traseras de muchos otros animales.

Él llegó a publicar que existía un parecido excepcional entre criaturas tan diferentes como ranas y humanos. Descubrió que todo ser con extremidades, ya sea alas, aletas o manos, todas tienen el mismo diseño.

Todas las extremidades son una variación sobre el tema de un hueso (húmero en el brazo y femur en la pierna) que se conecta a dos huesos (cúbito y radio en el brazo, tibia y peroné en la pierna) que se conectan a muchos huesitos de la muñeca o tobillo, que a su vez se conectan a muchos huesitos de los dedos.

La similitud en diseño de las extremidades de los tetrápodos es evidencia de evolución a partir de ancestros comunes.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

Referencias:
Shubin, Neil, () Your Inner Fish: A Journey into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body. p. 31

Keywords:
extremidades, femur, húmero, cúbito,

Compartir

facebooktwitter

Embriones de las ballenas barbadas o misticetos

Los misticetos o cetáceos barbados son un tipo de ballenas y rorcuales que no tienen dientes. En lugar de dentadura, tienen unas barbas con las que filtran el alimento del agua que entra a sus bocas.

Sin embargo, los embriones de misticetos desarrollan dientes, que al final del período de gestación son reabsorbidos y desaparecen.

Este ejemplo es evidencia de que los misticetos evolucionaron a partir de mamíferos con dientes.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

Referencias:
Mayr, Ernst, () What Evolution Is. p. 28

Keywords:
ballena, rorcual, misticeto, ,

Compartir

facebooktwitter

Esqueletos de las ballenas y de las serpientes

Las ballenas son un perfecto ejemplo para mostrar vestigios de los ancestros de una especie.

En los museos es fácil ver, cuando se observa el esqueleto de una ballena, que hay unos huesos separados de la columna a medio cuerpo y que son vestigios de pequeñas extremidades inferiores y pelvis.

Esto es lo que queda de las extremidades inferiores de sus ancestros que eran terrestres.

Como para las ballenas estas extremidades ya no cumplen ninguna función, han ido desapareciendo.

Las serpientes también tienen vestigios de pelvis y femur.

Estos son dos ejemplos de evidencia de evolución a partir de ancestros con extremidades inferiores.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

1
Vdeo
Evolución de las ballenas
 
2
Vdeo
Evolución de las ballenas
     
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 60

Keywords:
ballena, serpiente, mamífero, vestigio,

Compartir

facebooktwitter

Evolución de dos especies de rinocerontes

La evolución no funciona como un ingeniero que planea su obra para que ésta sea la mejor posible.

La evolución trabaja con el material genético que ya existe. Si sucede alguna mutación sobre ese material genético que beneficia a algún individuo, bien. Si no sucede, el individuo tendrá que tratar de sobrevivir con lo que tiene.

Un buen ejemplo son los rinocerontes. Los africanos tienen 2 cuernos y los de la India sólo tienen uno.

Por cierto, no son cuernos de hueso sino que son de cabello.

Algún antepasado de los rinocerontes de África sufrió una mutación que produce los 2 cuernos. Ello seguramente les dio ventaja reproductiva pues se pueden defender mejor. Ese gen se popularizó en la población y ahora todos los rinocerontes en África tienen 2 cuernos.

Sin embargo, en la población de rinocerontes de la India nunca apareció esa mutación, han tenido que sobrevivir con un sólo cuerno.

Este es un ejemplo de evidencia de evolución de dos especies a partir de una única especie o cladogénesis.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 12

Keywords:
cabello, especiación, cladogénesis, rinoceronte,

Compartir

facebooktwitter

Evolución del oído medio de los mamíferos

Una característica muy particular de los mamíferos es que tenemos 3 huesitos en el oído medio: el martillo, el yunque y el estribo.

Los reptiles y los anfibios únicamente tienen un huesito, los peces no tienen ninguno. La pregunta es: ¿de dónde salieron esos dos huesitos extra en los mamíferos?

Desde 1837 se hicieron estudios con embriones de mamíferos y de reptiles para entender cómo se forma el cráneo.

Se siguieron los arcos branquiales de los embriones para ver qué sección producían en distintos cráneos.

Cuál sería la sorpresa cuando se descubrió que mismos arcos branquiales daban lugar a diferentes piezas en el cráneo, dependiendo de si se trataba de mamíferos o de reptiles.

El martillo y el yunque del oído medio en los mamíferos evolucionaron a partir de huesos de la mandíbula de los reptiles y se originan en el mismo arco branquial.

El único hueso del oído medio de un reptil corresponde al estribo de los mamíferos.

El fósil más antiguo con oído medio de 3 huesos que se conoce tiene poco menos de 200 ma.

Este ejemplo es evidencia de cómo la evolución aprovecha lo que ya existe para hacer innovaciones.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

Referencias:
Shubin, Neil, () Your Inner Fish: A Journey into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body. p. 160

Keywords:
oído medio, mamíferos, , ,

Compartir

facebooktwitter

Extremidades del tetrápodo más antiguo

El tetrápodo más antiguo que se conoce es Acanthostega, de hace 365 ma, que fue descubierto en Groenlandia en 1987 por Jennifer A. Clack.

Tenia 8 dedos y sus extremidades eran palmeadas.

Es asombroso ver cómo ya cuenta con la estructura ósea similar a la de las extremidades de los reptiles, aves y mamíferos que evolucionaron posteriormente.

Su descubrimiento evidencia cómo la evolución aprovecha rasgos ya existentes y los adapta a nuevas situaciones.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

Referencias:
Shubin, Neil, () Your Inner Fish: A Journey into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body. p. 15

Keywords:
extremidades, tetrápodo, Acanthostega, ,

Compartir

facebooktwitter

La orquídea cometa de Darwin

La orquidea cometa es una flor de Madagascar que tiene la particularidad de tener un espolón de 30 cm de largo.

Cuando Darwin vio un ejemplar de esta planta, quedó sorprendido, pues para que una planta así pueda ser polinizada, debe existir un insecto con una probóscide de ese mismo largo, tal que le permita llegar hasta el nectar.

En su tiempo, nadie creyó la predicción de Darwin y fue hasta 1903 que ese insecto fue encontrado.

El video muestra el momento en que el insecto bebe del nectar de la orquidea.

Este ejemplo es una evidencia de la coevolución de las flores y las aves e insectos.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

1
Vdeo
Insecto polinizando la orquídea de Darwin
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Carroll, Sean B., () Endless Forms Most Beautiful. p.

Keywords:
Darwin, orquídea cometa, Madagascar, ,

Compartir

facebooktwitter

La similitud entre órganos y cuerpos de distintos animales

Cuando uno ve las profundas similitudes entre los diferentes órganos y cuerpos, empieza uno a reconocer que todos los habitantes de este mundo son variaciones sobre el mismo tema.

Esta página muestra el parecido entre las extremidades superiores de 4 mamíferos: vaca marina, perro, humano y murciélago.

Los parecidos en órganos, extremidades (tanto inferiores como superiores) y cuerpos son evidencia de la evolución a partir de ancestros comunes.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

Referencias:
Shubin, Neil, () Your Inner Fish: A Journey into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body. p. 80

Keywords:
extremidades, , , ,

Compartir

facebooktwitter

Lanugo en el feto humano

El lanugo es la bellocidad que desarrollan los fetos humanos en todo el cuerpo a los 6 meses de gestación y que luego desaparece por completo un mes antes del nacimiento.

No cumple ninguna función pues el feto se encuentra a una temperatura muy cómoda dentro de la madre.

La única explicación que existe es que el lanugo es uno de los vestigios que quedan de nuestro pasado como primates.

Es evidencia de que somos primates, de que evolucionamos de primates con mucho pelo.

Todos los monos y simios desarrollan la misma bellocidad pero nacen con ella. Después se convierte en su pelambre.

A las ballenas les sucede lo mismo que a los humanos: los fetos de ballena pierden el lanugo antes de nacer.

Es un vestigio de sus antepasados terrestres y peludos. Es una evidencia de la evolución a partir de ellos.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 80

Keywords:
lanugo, cabello, feto, ,

Compartir

facebooktwitter

Las alas del avestruz, del pinguino y del kiwi

Las especies de aves que no vuelan evolucionaron a partir de aves que sí volaban.

Los avestruces, los pingüinos y los kiwis son ejemplos de aves que tienen alas pero no vuelan.

Las alas del avestruz son vestigio de algo que en los ancestros fue útil. Se sabe que los avestruces descienden de aves que volaban. La evidencia de los fósiles y el ADN de los avestruces y de otras aves que no vuelan así lo confirma.

Pero para los avestruces, que ya no vuelan pues no necesitan desaparecer rápidamente de un depredador, las alas cumplen ahora otras funciones y son conservadas. Les permiten mantener el equilibrio, les son útiles para llamar la atención de las hembras y lograr apareamiento, los ayudan a asustar a sus enemigos y también a proteger sus crías.

Otro caso interesante es el de los pingüinos. También tienen alas, tampoco vuelan y también las han conservado. Sus alas se han convertido en aletas que les permiten nadar bajo el agua a una velocidad sorprendente.

El caso extremo son los kiwi de Nueva Zelanda que tienen vestigios de alas pues ya no las usan para nada. Sus alas son diminutas y difíciles de percibir bajo el plumaje.

El compartir rasgos es evidencia de evolución a partir de ancestros comunes.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 57

Keywords:
aves, alas, avestruz, pinguino,

Compartir

facebooktwitter

Los dientes, las glándulas, las plumas y el cabello

La aparición de dientes en el registro fósil no sólo anuncia una nueva forma de vida, sino que revela el origen de una nueva manera de hacer órganos.

Los dientes aparecen por la interacción de dos capas de células de la piel en desarrollo. Básicamente, las dos capas se acercan una a la otra, las células se dividen, las capas cambian de forma y se dedican a producir proteínas.

La capa de afuera ""escupe"" lo que será el esmalte y la capa de adentro ""escupe"" lo que será la parte interior del diente. Con el tiempo, la estructura de lo que será un diente queda armada para después torcerse y producir las cúspides y depresiones de cada diente y muela, dependiendo de la especie que se trate.

Resulta que exactamente el mismo proceso sucede cuando se desarrollan otras estructuras en la piel: escamas, cabello, plumas, glándulas sudoríparas, inclusive glándulas mamarias.

Esto es otro ejemplo de cómo la evolución hecha mano de lo que ya existe para hacerle alguna pequeña modificación y usarlo para producir algo nuevo.

Los dientes, las glándulas, las plumas, las escamas y el cabello son variaciones sobre un mismo tema: la evolución de órganos que estuvieron relacionados entre sí en el pasado.

Este ejemplo es evidencia de cómo distintos órganos tienen un origen común.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

Referencias:
Shubin, Neil, () Your Inner Fish: A Journey into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body. p. 79

Keywords:
dientes, cabello, plumas, escamas,

Compartir

facebooktwitter

Mamut lanudo

Un ejemplo muy simple de evolución es el mamut lanudo, extinto actualmente.

Habitaba el norte de América y de Eurasia, tenía el cuerpo cubierto de largo pelo que le permitía soportar las bajas temperaturas.

Se han encontrado ejemplares completos, totalmente congelados, en la tundra.

Este mamut descendió probablemente de los mamuts con poco pelo, parecidos a los elefantes actuales.

Lo que sucedió seguramente fue que al bajar las temperaturas, dentro del grupo de mamuts ancestros, los que tenían más cabello sobrevivieron y dejaron más descendencia que los que eran calvos.

Si esto sucedió a lo largo de miles de generaciones, el resultado fue que la población se volvió cada vez más peluda hasta convertirse en los mamuts lanudos que se han encontrado.

Este ejemplo es evidencia de evolución en circunstancias climáticas extremas.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

1
Vdeo
The Woolly Mammoth - Isaac Shin
 
2
Vdeo
El mamut de los hielos
     
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 11

Keywords:
mamut, América, extinto, ,

Compartir

facebooktwitter

Origen de las extremidades superiores

Las extremidades superiores de los mamíferos, aves y reptiles están formadas por un hueso que sale del hombro que es el Húmero, dos huesos que van paralelos que son el Cúbito y el Radio y después muchos huesos en el puño, la palma y los dedos.

El origen de esta estructura se puede encontrar en los fósiles.

Las primeras partes del brazo están ya presentes en Eusthenopteron, de hace 380 ma, que es un pez ligeramente anterior a los tetrápodos.

Tiktaalik, que es una mezcla de pez y tetrápodo, ya muestra hace 375 ma la evolución del puño, palma y la zona de los dedos, aunque todavía tiene aletas.

Los primeros dedos aparecen con Acanthostega hace 365 ma, que es el tetrápodo más antiguo que se conoce.

El cambio gradual en el diseño de la extremidades es una evidencia de la evolución.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

El video anexo es un magnífica crónica acerca del descubrimiento de Tiktaalik. Tiene subtítulos en español.

1
Vdeo
El descubrimiento de Tiktaalik
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Shubin, Neil, () Your Inner Fish: A Journey into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body. p. 42

Keywords:
extremidades, húmero, cúbito, radio,

Compartir

facebooktwitter

Origen de los dientes

No es de extrañar que los fósiles de vertebrados más comunes consistan de dientes o contengan casi siempre dientes.

Los dientes son los órganos de mayor dureza en nuestros cuerpos. Tienen que ser más duros que los pedazos de alimento que despedazan.

Son de mucha mayor dureza que los huesos porque contienen en gran cantidad una molécula llamada hidroxiapatita.

Los peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, todos tienen estructuras que contienen mucha hidroxiapatita. ¿De dónde vienen estas estructuras?

Resulta que vienen de los conodontes, que son los fósiles más comunes de los oceanos antiguos, de entre 500 y 200 ma.

Se conocen desde hace casi 200 años, pero no se sabía qué eran, pues lo único que se encontraba eran las partes duras, como las que muestra la primera imagen.

Los científicos no se ponían de acuerdo si se trataba de animales, vegetales, minerales, o inclusive pedazos de almejas, esponjas o vertebrados.

Fue hasta que un investigador encontró en un sótano de la Universidad de Edimburgo una roca que contenía una especie de lamprea con lo que se conocía como un conodonte adherido a la boca.

En ese momento se entendió de qué se trataba: los conodontes eran los dientes de unos animales de cuerpo blando. No tenían esqueleto, no tenían mandíbula, solo un cuerpo blando y dientes para despedazar a sus presas.

Esto dio respuesta a quienes se preguntaban cómo surgieron los exoesqueletos, endoesqueletos, mandíbulas. Pues resulta que las primeras partes duras del cuerpo que aparecieron fueron los dientes.

El cambio gradual en las partes duras de los organismos es evidencia de la evolución.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

1
Vdeo
Mecanismo de alimentación del conodonte
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Shubin, Neil, () Your Inner Fish: A Journey into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body. p. 75

Keywords:
conodonte, diente, hidroxiapatita, ,

Compartir

facebooktwitter

Origen de los ojos de los vertebrados e invertebrados

Los ojos aparecen en básicamente dos estilos distintos: los ojos de los invertebrados que son los ojos compuestos y los ojos de los vertebrados, que son los ojos tipo cámara.

Como es muy difícil que un ojo fosilice, hasta hace muy poco tiempo no se sabía cómo habían evolucionado estos dos tipos de ojos.

Fue en 2001 que un estudio acerca de los poliquetos, que son unos anélidos muy primitivos, permitió observar que estos organismos tienen los dos tipos de ojos en versiones primitivas.

Tienen un par de ojos sobre la cabeza, pero en el cuerpo, bajo la piel, tienen un tejido especializado en percibir luz.

Los ojos normales tienen las neuronas y opsinas de los invertebrados.

Los pequeños fotoreceptores bajo la piel tienen las opsinas y la estructura celular de los ojos de los vertebrados.

Estos anélidos son un puente viviente entre los dos tipos de ojos.

Este ejemplo es evidencia de la evolución de órganos complejos a partir de órganos simples.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

1
Vdeo
Evolución del ojo
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Shubin, Neil, () Your Inner Fish: A Journey into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body. p. 154

Keywords:
ojo, vertebrado, invertebrado, opsina,

Compartir

facebooktwitter

Tres tipos de riñones en el embrión humano

El embrión humano desarrolla durante el período de gestación tres distintos tipos de riñones.

Dos de ellos desaparecen antes de que se desarrollen los riñones definitivos.

Esos dos tipos de riñones son parecidos respectivamente a los riñones de especies que evolucionaron antes que nosotros: los peces sin mandíbula y los anfibios.

La explicación de esto es que el genoma del ser humano contiene todavía los genes que producían estructuras en los antepasados. Esas estructuras llegan en ocasiones a producirse pero como ya no son de utilidad, desaparecen.

Los videos que se muestran están en francés. A continuación aparece una pequeña descripción del video del desarrollo del sistema urogenital masculino.

El primer riñón, pronéfrico (0-12 segundos en el video) se forma a las 3 semanas de gestación. Es un órgano de las lampreas y los peces sin mandíbula, que filtra los desechos del cuerpo y los excreta al exterior. No funciona en los humanos y desaparece para dar lugar a:

El segundo riñón, mesonéfrico (14-40 segundos), filtra la sangre, no los desechos del cuerpo, y excreta los desechos por los ductos Wolffianos. Estos riñones se desarrollan en peces y anfibios. Funciona por algunas semanas, luego desaparece y da lugar a:

El tercer riñón, metanéfrico (42 segundos hasta el final). Se desarrolla a las 5 semanas de gestación y es un órgano como el mesonéfrico, que filtra la sangre pero excreta los desechos a través de dos tubos nuevos que son los uréteres. Estos son los riñones de los reptiles, aves y mamíferos.

La existencia de estos 3 tipos de riñones constituye una evidencia de la evolución de todos los animales a partir de un origen común.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

1
Vdeo
Desarrollo del sistema urogenital femenino
 
2
Vdeo
Desarrollo del sistema urogenital masculino
     
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 77

Keywords:
riñón, , , ,

Compartir

facebooktwitter

Vestigios de nuestros antepasados en el cuerpo humano

El cuerpo humano está lleno de vestigios de sus antepasados primates.

Uno de ellos es el coxis, que son las últimas vértebras fusionadas y lo poco que nos queda de la cola de nuestros ancestros que tenían cola y que la perdieron hace 20 ma. Ha habido casos de humanos que nacen con una pequeña cola.

Otro ejemplo es cuando se nos pone la piel de gallina. Esto nos sucede con un susto o el frio. Es el resultado del movimiento de pequeños músculos en la base del bello. En nosotros ya no cumple ninguna función, sin embargo a otros mamíferos les sirve como aislante cuando hace frio y para verse más grandes cuando son atacados.

El último ejemplo es para aquellos que pueden mover sus orejas. Al ser humano no le beneficia en nada poder moverlas, pero para un caballo o un gato le es muy útil para localizar el origen de un sonido. De esa manera puede saber por dónde viene el depredador o dónde está su cría. Aquellos que pueden mover sus orejas conservan una habilidad que en algún momento le fue útil a nuestros antepasados.

La existencia de vestigios es una evidencia de la evolución.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias anatómicas de la evolución.

 .

1
Vdeo
Proof of evolution that you can find on your body
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 62

Keywords:
vestigio, coxis, piel de gallina, ,

Compartir

facebooktwitter