Todo sobre la Evolución
Ser humano

La docilidad surge en las islas

 
 

Las especies que habitan islas donde no hay depredadores, pierden sus adaptaciones defensivas.

Se pierden las coloraciones protectoras, los mecanismos de advertencia, las manifestaciones de cautela y la infancia se prolonga.

Este último fenómeno es el que tanto impresiona a los visitantes de las islas Galápagos: las especies confían en los humanos.

Los bobos de patas azules (piqueros) de las Galápagos son dóciles.

Las tortugas gigantes de las Galápagos son dóciles.

Las garzas y los pinzones de las Galápagos son dóciles.

Cualquiera que visita las islas queda impresionado con la indiferencia con la que los animales endémicos toleran la intromisión de los humanos. Darwin no fue la excepción. En su diario escribió que le llamaba la atención la ""extrema docilidad"" de las aves que había visto.

Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Quammen, David, (1996) The Song of the Dodo. p. 204

Compartir

facebooktwitter

visitas: 427