Todo sobre la Evolución
Ser humano

La selección natural es una fuerza sumamente poderosa

 
 

Con objeto de entender el poder de la selección natural, antes de ver un ejemplo, definamos coeficiente de selección a la manera como se definen las tasas de interés en un banco.

Sabemos que una tasa de interés del 1% anual aplicada a un capital de $100 hará que tengamos $101 al final de un año.

Vamos ahora a suponer que tenemos una población de 100 individuos tales que si tienen cierto rasgo producen 101 descendientes.

Si no tienen ese rasgo únicamente producen 100 descendientes. Diremos que el rasgo tiene un coeficiente de selección del 1% o 0.01. Se trata de un rasgo con coeficiente de selección positivo. Si existiera una desventaja al tener algún otro rasgo, por ejemplo, que nazcan únicamente 99 descendientes en vez de 100, se dice que el coeficiente de selección es negativo, que es de -0.01.

Ahora veamos con ejemplos el poder de la selección natural.

La primera imagen muestra una población que en la primera generación tiene 100 individuos con rasgo A y 100 individuos con rasgo B. Los individuos con rasgo A son el 50% de la población y los individuos con rasgo B son el otro 50% de la población. Los dos rasgos tienen el mismo coeficiente de selección: 0.1. Por esa razón a la segunda generación hay 110 individuos de cada rasgo, en la tercera 121 de cada rasgo, etc. Si los dos rasgos tienen el mismo coeficiente de selección, la proporción de individuos con cada rasgo no cambia con el tiempo, aun cuando aumenta la población.

La segunda imagen muestra las mismas dos poblaciones con 100 individuos pero ahora el rasgo A tiene un coeficiente de selección de 0.1 y B tiene coeficiente de selección de 0. En 24 generaciones, los individuos con rasgo A son el 90% de la población.

Supongamos ahora una población de 1000 individuos, donde únicamente 8 de ellos tienen un rasgo A con coeficiente de selección de 0.01. En 700 generaciones, el 90% de la población tendrá ese rasgo. Esto se puede ver en la tercera imagen.

Si el coeficiente de selección aumenta a 0.1, se necesitan sólo 75 generaciones para que el 90% de la población tenga ese rasgo, como se muestra en la cuarta imagen.

Estos ejemplos muestran cómo una pequeña diferencia en ventaja reproductiva puede en pocas generaciones cambiar la composición de una población. Es decir, cómo una población puede evolucionar.

Referencias:
Carroll, Sean B., () The Making of the Fittest. p. 50

Compartir

facebooktwitter

visitas: 545