Todo sobre la Evolución
Ser humano

La evolución sucede a distintas velocidades

 
 

Las especies evolucionan, pero no todas a la misma velocidad.

Hay especies que han estado en su estado actual, sin cambiar, por millones de años.

Un ejemplo de ellos son los cangrejos herradura que se consideran fósiles vivientes pues son casi idénticos a fósiles de hace 445 ma.

Otro ejemplo son los árboles Gingko, que han permanecido casi iguales desde los fósiles del Pérmico de hace 270 ma.

Un tercer ejemplo es los peces Celacantos, que se consideraban extintos, sin embargo uno fue encontrado en el sur de África en 1938. Los fósiles que se conocen de estos peces son, los más antiguos, del Devónico (hace 400 ma) y la mayoría del Carbonífero (hace 350 ma).

Cuando una especie está bien adaptada al medio en el que vive, no está sujeta a ninguna presión evolutiva: puede sobrevivir con las características que tiene.

Sin embargo, cuando está sujeta a mucha presión, evoluciona ""rápidamente"", lo cual no significa ""de un día a otro"", sino en miles o millones de generaciones.

Tal es el caso de la aparición de pájaros a partir de reptiles, o la evolución de nuevos rasgos como dientes o quijadas, que distinguen a los mamíferos de los reptiles.

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 4

Compartir

facebooktwitter

visitas: 456