Todo sobre la Evolución
Ser humano

¿Por qué existe la promiscuidad masculina

 
 

Hay asimetría entre los machos y las hembras respecto a la cantidad de parejas sexuales que cada uno de ellos puede tener.

Los machos tienen poco que perder si se aparean con una hembra de status inferior al estándar, por ejemplo, una hembra que sea debil o esté enferma, pues el macho fácilmente puede aparearse con otra u otras y en repetidas ocasiones.

La selección ha favorecido los genes que hacen a los machos promiscuos, tal que incesantemente tratan de aparearse con cualquier hembra.

Las hembras son distintas. Su mejor táctica es ser quisquillosas en vez de promiscuas. Invierten mucho más tiempo en sus críos que los machos, por lo que lo que más les conviene es conseguir a la mejor pareja sexual posible.

Referencias:
Coyne, Jerry A., () Why Evolution Is True. p. 157

Compartir

facebooktwitter

visitas: 415