Todo sobre la Evolución
Ser humano

Homo floresiensis

 
 

En 2004, un equipo de científicos australianos e indonesios encontró en una cueva de la isla de Flores, los restos de un homínido de sexo femenino, de poco más de un metro de altura y con un cráneo de la tercera parte de tamaño del nuestro.

Ante la sorpresa, decidieron que se trataba de una especie nueva, descendiente de Homo erectus. Lo nombraron Homo floresiensis y lo apodaron Hobbit. Se conjeturó que su tamaño pequeño se debía al fenómeno ya conocido de enanismo que se produce en las islas.

En los mismos depósitos donde se encontró a Hobbit se encontraron herramientas de piedra para la cacería y evidencias de fuego utilizado para cocinar: conductas bastante sofisticadas para un individuo con un cerebro del tamaño del de un chimpancé.

Más sorprendente aun fue el descubrir que había habitado la isla hace 18 ka, miles de años después de que nuestros parientes más cercanos, los Neandertales y Homo erectus, habían desaparecido.

Hasta el día de hoy se han encontrado los restos de 14 individuos distintos, aunque el primero en encontrarse es el más completo.

Hobbit tenía un pie parecido al nuestro, con el dedo gordo paralelo a los demás dedos del pie. Su pelvis, las piernas y pies muestran que caminaban erguido. Sin embargo, tiene característica arcaicas: no es un esqueleto de un hombre moderno.

Del cuello para abajo se parece más a Lucy (A. afarensis) que a nosotros. Pero su cráneo, aunque pequeño, lo sitúa sin duda en el género Homo.

A la fecha, la idea original de que Hobbit es H. erectus ha perdido popularidad. Se han propuesto dos teorías distintas acerca de la ubicación de H. floresiensis en el árbol genealógico de los homínidos: una teoría es que evolucionó después de Homo rudolfensis, quién apareció hace 2.3 ma, pero antes de H. habilis, que apareció hace 2 ma. La otra teoría es que Hobbit apareció después de H. habilis pero antes de H. erectus (que surge hace 1.8 ma).

Seguramente descubrimientos futuros ayudarán a ubicar a Hobbit con mayor certeza en el árbol de nuestros antepasados.

Recomendamos la lectura de este artículo sobre el tema, publicado muy recientemente.

1
Vdeo
Homo floresiensis
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español
Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Scientific American Editors, (2013) Becoming Human: Our Past, Present and Future. p. 4.3

Compartir

facebooktwitter

visitas: 649