Todo sobre la Evolución
Ser humano

Las razas humanas no existen

 
 

El concepto de razas humanas es un constructo social que ha dado lugar a los prejuicios y la discriminación.

Muchas de las diferencias sistemáticas que vemos entre poblaciones son debidas a adaptaciones al medio ambiente.

Nuestros huesos son todos del mismo color. La sangre de todos los seres humanos es también del mismo color. Es nuestra piel, que está en el exterior de nuestros cuerpos, la que puede tener diferentes tonalidades.

La melanina protege la piel de quemaduras del sol. Quien tiene más melanina tiene piel más oscura. La piel es la parte del cuerpo que el clima ve, pero también es la parte del cuerpo que las otras personas ven.

Los párpados pronunciados protegen al ojo del clima frío seco y la nieve. Llaman mucho la atención pues están en la cara, que es lo primero que vemos en otro ser humano.

Estas diferencias, que llamamos raciales, son poco profundas: son superficiales, a nivel de la piel. Se ha llegado al extremo de generalizar diferencias internas a partir de diferencias externas.

El estudio del ADN humano ha permitido saber que el 85% de la variación es entre una persona y otra dentro de un mismo grupo étnico, tribu o nación.

Un 8% adicional es entre grupos étnicos.

El 7% restante son diferencias entre los que llamamos razas.

En otras palabras, si escogemos al azar dos Suecos, van a tener doce veces más variación genética entre ellos, que la variación entre un Sueco promedio y un Apache promedio.

1
Vdeo
De dónde provienen las diferencias en el color de la piel
       
settings Sugerimos siempre buscar el icono de "settings" (preferencias) en Youtube para activar los Subtítulos en español
Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Pinker, Steven, () The Language Instinct: How the Mind Creates Language. p. 447

Compartir

facebooktwitter

visitas: 1405