Todo sobre la Evolución
Ser humano

Entender causas y relaciones entre eventos nos convirtió en humanos

 
 

Podemos asegurar que los demás animales entienden poco acerca de qué produce los movimientos y eventos que se suceden a su alrededor. No entienden la causalidad.

Para el ser humano es fácil entender que una piedra al caer puede astillar un tronco o que el viento hace que las ramas de un árbol se sacudan.

Ningún otro animal tiene un entendimiento similar de causa y efecto.

Es fácil ilustrar las diferencias entre un chimpancé y un humano citando el hecho que a un chimpancé que observa cómo el viento sacude una rama hasta tirar los frutos al suelo, nunca se le ocurre sacudir él las ramas de un árbol para conseguir los frutos más fácilmente.

Los animales distintos al ser humano no tienen explicaciones de por qué los objetos interactúan entre sí mismos del modo que lo hacen. No tienen los conceptos de las diferentes causas que explican las interacciones entre objetos.

Algunos pueden aprender que de una tarea se sucede otra, como los ejemplos de ratones moviendo manijas para obtener comida o gatos jalando picaportes para abrir puertas. Pero estos ejemplos no implican que el animal está entendiendo lo que sucede.

El hecho de preguntarnos siempre por qué suceden las cosas y el entendimiento de las causas fue algo de lo que nos hizo diferentes a los demás animales, nos hizo humanos.

Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Wolpert, Lewis, (2006) Six Impossible Things Before Breakfast: The Evolutionary Origins of Belief. p. 51

Compartir

facebooktwitter

visitas: 332