Todo sobre la Evolución
Ser humano

Aprender a cocinar nos convirtió en humanos

 
 

Una teoría innovadora, basada en evidencias fechadas hace 790 y 400 ka, es la que sostiene que el aprender a cocinar utilizando el fuego le permitió a los homínidos convertirse en humanos.

Los beneficios fueron:

  1. Obtener más calorías de los alimentos, ya que el cocinar la comida hace que los almidones se gelatinicen y las proteínas se desnaturalicen.
  2. Comer más rápido, lo que libera horas del día para otras actividades.
  3. Disminuir el tamaño del intestino, ya que los alimentos se digieren, absorben y asimilan con menor costo.
  4. Obtener más energía a partir de la misma materia prima.
  5. Tener un cerebro más grande, ya que el cerebro consume una enorme cantidad de energía. En los humanos, el cerebro equivale al 2.5% del peso del cuerpo y consume el 20% de la energía.
  6. Tener posición erguida, ya que un intestino de menor tamaño ocupa menos espacio en el vientre.
  7. Socializar, pues una fogata en la noche permite comer en grupo y protegerse de depredadores.
  8. La división del trabajo por sexos: machos cazadores y hembras recolectoras y cocineras.

La gran conclusión de esta teoría es que es falso pensar que los humanos comemos comida cocida debido al tipo de dientes que tenemos.

La conclusión correcta es que tenemos dientes pequeños como una adaptación por comer comida cocida.

Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Wrangham, Richard, (2009) Catching Fire: How Cooking Made Us Human. p. 1-206

Compartir

facebooktwitter

visitas: 474