Todo sobre la Evolución
Ser humano

Las especies del Archipiélago Malayo

 
 

En 1856, cuando Alfred Russel Wallace ya llevaba 3 años en el Archipiélago Malayo y estaba dedicado a estudiar las aves residentes en cada isla, escribió acerca de un hecho que le llamaba la atención:

Al cruzar a Lombok, separado de Bali por un estrecho de menos de 20 millas de ancho, yo esperaba volver a encontrar de manera natural los mismos pájaros; pero durante una estancia ahí de 3 meses nunca vi uno sólo y además encontré un conjunto de especies totalmente distintas, la mayoría de ellas completamente desconocidas no sólo en Java, sino en Borneo, Sumatra y Malacca.

Resulta que al este de Bali parece haber un mundo distinto de especies, más parecidas a las de Australia. Era un misterio lo que sucedía.

Esa división imaginaria que separa las especies en grupos distintos ha venido a llamarse la Línea de Wallace y separa Bali de Lombok y Borneo de Célebes. Al oeste de la línea viven tigres y monos, osos y orangutanes.

Al este viven aves del paraíso y marsupiales, incluyendo canguros arbóreos que llenan los nichos que están vacantes por la ausencia de monos.

El misterio de la Línea de Wallace fue finalmente aclarado. Se trata de mar profundo. La tierra al este de la línea está sobre una placa tectónica y la tierra al oeste está sobre otra.

En el pasado, cuando el nivel del mar era más bajo, había continuidad entre las islas del oeste. También había continuidad entre las islas del este.

Pero como la profundidad entre este y oeste es muy grande, esos territorios nunca estuvieron unidos y las especies en ellos no tuvieron oportunidad de migrar de este a oeste o viceversa.

Esa es la razón por la cual Wallace nunca encontró especies del este en el oeste y viceversa.

Aquí es posible encontrar más ejemplos de evidencias geográficas de la evolución.

 .

Referencias:
Referencia. Quammen, David, (1996) The Song of the Dodo. p. 25

Compartir

facebooktwitter

visitas: 420