Todo sobre la Evolución
Ser humano

¿Por qué Lamarck estaba equivocado?

 
 

Lamarck decía que era posible heredar a la progenie las características adquiridas durante la vida.

Por ejemplo, aquél que hiciera mucho ejercicio y desarrollara enormes biceps, heredaría biceps enormes a sus hijos.

Si Lamarck hubiera estado en lo correcto, eso quiere decir que los cambios adquiridos de alguna manera deberían de poder impactar los genes, que son los que se heredan.

La biología molecular ha demostrado que no es posible transmitir información de las proteinas a los ácidos nucleicos de las células madre.

Esto es lo que se conoce como el Dogma Central de la Biología Molecular.

Lo que sí se sabe con certeza que sucede es que el medio ambiente puede prender o apagar genes. El ejemplo clásico es la presencia de lactosa en la alimentación. Esto provoca que se activen genes en las bacterias E. coli que residen en el intestino. El resultado es que el individuo adquiere la habilidad de procesar ese azúcar. 

Este descubrimiento les valió el Premio Nobel a Jacob y Monod. Pero la lactosa no cambia la estructura del ADN o de las proteínas. Simplemente actúa prendiendo los genes de las bacterias que les permiten aprovechar un azúcar que usualmente no aparece en el medio ambiente.

Versión impresa
Síguenos en Facebook-español

Referencias:
Mayr, Ernst, () What Evolution Is. p. 82

Compartir

facebooktwitter

visitas: 2027