Todo sobre la Evolución
Ser humano

¿Por qué hay sólo dos sexos y no tres?

 
 

De las invenciones de la evolución, dos de ellas se distinguen por su incomparable importancia:

1. La fotosíntesis oxigénica, clave para la evolución de seres que consumen oxígeno,

2. El sexo eucariota, fuente de la variación genética en organismos complejos y el hecho que dio lugar a la notable diversidad y la rápida evolución.

El mundo anterior a la aparición del sexo era un mundo casi estático, que evolucionaba muy lentamente. De cuando en cuando aparecía una mutación ventajosa en los microbios y las algas que se reproducían de manera asexual, pero esto sucedía muy raramente pues en general las mutaciones son dañinas. La mutación benéfica únicamente era heredada por la descendencia directa, imposible de incorporarla a toda la población. En general, los ""hijos"" eran idénticos a sus ""padres"" generación tras generación.

Todo cambió cuando la clonación fue reemplazada por el sexo meiótico, hace alrededor de 1,100 ma, una innovación que logró ofrecer enorme diversidad a la materia prima de la cual hecha mano la evolución.

Gracias a la meiosis, la cría hereda una mitad del genoma de la madre y otra mitad del genoma del padre. Cuál sección del genoma de los progenitores es heredada es resultado del azar, por lo tanto, no hay dos crías idénticas (con excepción de los siameses que si no hubiera sido por un error, en realidad iban a ser un único individuo).

Dicho en otras palabras, cada organismo nacido de reproducción sexual tiene una mezcla genética que nunca antes había existido.

Debido a esta mezcla de los genes, las poblaciones que se reproducen sexualmente tienen gran cantidad de combinaciones genéticas. Esto contrasta con la monotonía genética de la reproducción asexual.

Un ejemplo muy simple ilustra el punto.

Una mutación en un población asexual permite dos combinaciones: a y A.

Una mutación en un población sexual permite tres combinaciones: aa, aA y AA.

Diez mutaciones en una población asexual únicamente pueden producir 11 combinaciones genéticas o genotipos: la original y las diez mutaciones.

Diez mutaciones en una población sexual pueden producir 3x3x3x3x3x3x3x3x3x3 que es casi 60,000 combinaciones distintas.

Mientras más mutaciones aparecen, más ventajosa es la reproducción sexual.

Cien mutaciones permiten tener más combinaciones genéticas que estrellas en nuestra galaxia.

Si hubiera tres sexos, por supuesto que la variedad genética sería aun mayor, pero habiendo ya tantas combinaciones genéticas, un tercer sexo habría sido totalmente superfluo.

Síguenos en Facebook-español
Follow us on Facebook-English

Referencias:
Schopf, J. William, (1999) Cradle of Life: The Discovery of Earth´s Earliest Fossils. p. 249

Compartir

facebooktwitter

visitas: 481